Cursos de escritura sí o no

¿Es necesario acudir a cursos de escritura para aprender a escribir nuestras novelas?


Hace unas semanas mencioné los cursos de escritura pero no profundicé en ellos, simplemente fue un apunte y hoy me gustaría hablar un poco más de ellos. Como podéis imaginar, y dado que esto es más o menos, o pretende ser, un curso a distancia para aprender a escribir, estoy a favor de ellos. Como ya dije también, yo no fui pero porque mi formación universitaria me dio los suficientes conocimientos para lanzarme a escribir.

Sin embargo, me encuentro mucho con mensajes de personas que se encuentran bastante perdidas, que no saben por donde empezar. Bueno pues tal vez este es otro de los aspectos que debéis tener muy en cuenta para empezar a escribir.

¿Qué tienen de bueno estos cursos?

Pues, a pesar de no haber hecho ninguno estoy segura de que al igual que este os va a enseñar estructuras para empezar a realizar vuestros manuscritos. Además, si os hacen escribir varios relatos durante el curso os ayudarán a varias cosas:

1- Empezar a desarrollar la capacidad inventiva. Yo soy de esas personas que no cree en las musas. Si bien es cierto que hay días en los que estás más inspirados que otros creo que la única musa es el trabajo. Sé que habrá escritores que lean esto y no estén de acuerdo conmigo, pero tras diez años escribiendo sé que si te pones día tras día delante de un folio en blanco, cada vez se hace más sencillo rellenarlo.

2- Nos puede ayudar a redactar mejor. Yo leo mucho tanto de autores de editorial como de autores independientes y me he encontrado, en ambos casos, redacciones mediocres que arruinan la historia. Hay que aprender a redactar, a formar bien las frases, porque, si no, la experiencia del lector leyendo tu novela puede ser terrible y por consiguiente no quiera volver a leer nada tuyo. Imaginad un texto sin comas, o con comas mal colocadas que hacen que el texto no se entienda.

Si bien es cierto que algunos de vosotros estaréis pensando que bueno para eso contratas a alguien y que te haga una corrección de estilo. A ver esto está bien siempre y cuando no tenga que modificar más del 50% del texto porque, si es así, lo que salga de ahí no será vuestra novela. La redacción me parece una de las cosas más importantes a la hora de escribir porque eso será lo que dé carácter a vuestra novela.

3- Estructurar la novela. Una novela debe tener un inicio, un nudo y un desenlace y cada una de sus partes tiene características especiales que os pueden enseñar en estos cursos. Yo me he encontrado con novelas que en su afán de ser sagas acaban siendo novelas incompletas, cojas que tienen un inicio y un poco de desarrollo.

Da igual el tipo de novela que estés escribiendo, si va a ser autoconclusiva o una saga debe tener esas tres partes. Por supuesto una novela que va a ser el principio de una saga no terminará igual que una autoconclusiva, pero debe tener un final en esa parte y luego tramas que queden abiertas para sucesivas entregas.

4- Si es un buen curso, debería añadir algún pequeño apartado sobre faltas ortográficas. Tu herramienta es la palabra y tienes que saber usarla perfectamente. Eso no significa que no tengas ni una sola falta ortográfica pero sí que tus textos estén lo más limpios posibles.

Me encuentro con muchos autores que se lamentan de sus faltas de ortografía, pero aún no me he encontrado a ninguno que haya decidido hacerle frente a su problema. Me parece imprescindible que un autor se preocupe por sus faltas de ortografía y trate de solucionarlas.

Además hoy en día, con internet hay muchas formas de aprender reglas ortográficas. Con una búsqueda en la red encuentras muchísimos sitios que te ayudan a mejorar en ese aspecto. De nuevo muchos estarán pensando ya en pagar a un corrector. Bueno pues os voy a decir algo que tal vez os sorprenda pero, siempre, siempre deberíamos tener un buen corrector que revise nuestra obra. Y esto no tiene nada que ver con que tengamos más o menos faltas, sino con que no somos perfectos y siempre se escapa algo, pero eso no nos exime de escribir bien. Es como una modista que no sepa bien coser o un cocinero que no sepa cocinar muy bien… Se pueden tener fallos, claro que sí, pero si es nuestro “trabajo” ¿no deberíamos saber desempeñarlo de la mejor forma posible?

En resumen

Creo que si estamos empezando, nos encontramos perdidos, no sabemos por donde empezar, estos cursos nos pueden dar una buena base. Yo no conozco cursos por lo que animo a aquellos que hayan hecho alguno, y les parezca bueno, lo compartan abajo en comentarios.

Por otro lado también creo que, para aquellos que estéis leyendo esto y digáis “Es que yo no puedo gastarme ese dinero”, hay muchos libros que pueden serviros de guía. Así que os animo a que os acerquéis a vuestra biblioteca y busquéis allí manuales que puedan seros de ayuda.

Yo hoy os quiero recomendar una novelita que os vendrá muy bien para comprender muchos de los artículos que escribiré más adelante, y que a mí me encantó cuando la leí, se llama Si una mañana de verano un niño de Roberto Cotroneo. ¿Preparados para el curso?

Miles de besos!!

Quizás te pueda interesar