Reseña de Locos, ricos y asiáticos de Kevin Kwan

Una ostentosa representación del mal que puede crear el dinero

Ficha técnica

Título: Locos, ricos y asiáticos
Autor (es): Kevin Kwan
Traductor: Jesús de la Torre
Sello: SUMA
Precio sin IVA: 19.13 €
Precio con IVA: 19.90 €
Fecha publicación: 09/2018
Idioma: Español
Formato, páginas: TAPA BLANDA CON SOLAPA, 552
Medidas: 155 X 229 mm
ISBN: 9788491292692
EAN: 9788491292692
Temáticas: Literatura contemporánea
Colección: Fuera de colección suma.
Edad recomendada: Adultos

 

Sinopsis

Cuando la neoyorquina Rachel Chu acepta pasar el verano en Singapur con su novio, Nicholas Young, imagina un hogar familiar humilde y tiempo a solas con el hombre con el que espera casarse. Pero Nick ha olvidado facilitar ciertos detalles a su novia. En primer lugar, que la casa en la que creció parece un palacio; segundo, que está más acostumbrado a viajar en aviones privados que en coche; tercero, que, aparentemente, es el hombre soltero más codiciado del país.

Y, tan pronto como aterriza de su brazo, Rachel se da cuenta de que en ese mundo de riqueza inimaginable sus vacaciones acaban de convertirse en una delirante carrera de obstáculos.

«Una arrebatadora comedia para adictos a las compras… Perversamente deliciosa.»
The New York Times

Opinión

Locos, ricos y asiáticos es una novela satírica en la que nos adentramos en las retorcidas mentes de ricos asiáticos y su obsesión por mantener tanto las apariencias como sus riquezas.

Lo cierto es que cuando pedí esté libro fue porque me apetecía algo de humor y al leer las opiniones con las que la editorial la presentaba pensé que se trataría de una divertida comedia. No sé si es que no he entendido los chistes o simplemente es que no es una novela de humor. Eso no quiere decir que no me haya gustado, la verdad es que me ha encantado, pero no es para nada lo que me esperaba y me parece un error presentar esta novela como “Una comedia arrebatadora…” o “Si no es el libro más divertido del año, está muy cerca de serlo” según The Denver Post. Como digo, no sé si es que no he entendido el humor o desde luego es que no lo tiene. Eso sí me ha parecido que ha hace una disección maravillosa sobre la alta sociedad de Singapur y sin duda me parece que hace una crítica deliciosa sobre sus relaciones y sus prioridades.

La trama es muy sencilla pero a la vez muy intensa. Nick y Rachel van a pasar sus vacaciones de verano a Singapur de modo que Rachel pueda conocer a la familia rica de Nick, de la que no sabe nada, y a la boda del mejor amigo de Nick, una de las personas más ricas de Singapur. Todo se tuerce cuando la madre de Nick se entera y traza plan para deshacerse de la indigna para su hijo Rachel. Todo ello está aderezado con varias historias dramáticas en las que el dinero siempre tiene la culpa de todo (de ahí que no entienda lo de comedia). Me parece una reflexión muy interesante de cómo el dinero puede hacer que la gente se vuelva de lo más inhumana haciendo sufrir incluso a los que más quieren, aunque hay algunos personajes que suavizan todo esto creando una especie de yin yang haciendo ver que, como todo, siempre hay buenos y malos.

Me han gustado mucho los personajes, aunque he de decir que había tantos que a veces era complicado saber quienes eran algunos de ellos, pero los principales están muy bien construidos por lo que al final yo lo que he sentido era que me ponía en la piel de Rachel, conociendo a cientos de personas y teniendo siempre en mente a los que de verdad eran importantes.

Me ha hecho mucha gracia que de vez en cuando se incluyeran expresiones y palabras en malayo, cantonés… eso sí explicadas siempre a pie de página o en algunas ocasiones traducidas por algún personaje, lo que no me ha gustado tanto han sido las descripciones muy opulentas y amplias aunque me parecen muy correctas y adecuadas teniendo en cuenta la temática de la novela y ayudaban a reforzar la idea de que todo es muy excesivo.

También he de decir que me he quedado fascinada por todos los temas de los que trata el autor tan diversos y bien documentados, desde moda hasta movimientos arquitectónicos y todo ello escrito de una forma que hace que resulte complicado dejar de leer.

En definitiva una maravillosa novela sobre los excesos de los locos ricos asiáticos que os recomiendo a todos si os apetece internaros en este mundo lleno de víboras y falsos amigos.

Quizás te pueda interesar