Reseña de El día que se perdió la cordura de Javier Castillo

Una novela que promete mucho pero pero al final no llega a nada


Ficha técnica

Tapa blanda: 456 páginas
Editor: SUMA; Edición: 001 (2 de febrero de 2017)
Colección: Tinta negra
Idioma: Español
ISBN-10: 8483659050
ISBN-13: 978-8483659052

Sinopsis

Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás.

Con un estilo ágil lleno de referencias literarias -García Márquez, Auster, Orwell o Stephen King- e imágenes impactantes, Javier Castillo construye un thriller narrado a tres tiempos que explora los límites del ser humano y rompe los esquemas del género de suspense. Amor, odio, destino, extrañas prácticas, intriga y acción trepidante inundan las páginas de una novela que se ha convertido en todo un fenómeno editorial.

Opinión

En cuanto leí la sinopsis de esta novela me dije “Esto tiene que ser un novelón” pero… no fue así.

El día que se perdió la cordura es un thriller (aunque yo diría que también tiene algo de fantasía porque, si no, hay cosas que no tienen ningún sentido) que te atrapa por un principio muy potente, pero que empieza a desinflarse estrepitosamente a mitad de la misma, cuando el autor empieza a explicar qué es lo que está ocurriendo. Y es que, según iba leyendo pensaba “Madre mía, qué novelón pero a ver cómo resuelve todo esto”… pues mal, lo resuelve mal y como siempre os explicare por qué analizando todas sus partes.

Empezamos por la trama, que como ya digo a mí me gustó mucho, además tiene el merito de lo complejo que es realizar una novela a tres tiempos, lo que hace que durante la primer mitad de la novela la intriga y las ganas de saber qué está ocurriendo hace que no puedas parar de leer. Entonces llegas al punto en el que el escritor destapa más o menos qué está ocurriendo y mi cara fue de “¿Te estás quedando conmigo?”, esperaba algo más elaborado o algo mejor trabajado y que cuadrase mejor en todo aquello. Además, tras leerlo tengo la impresión de que la trama tiene, además de agujeros, fallos y que se dicen cosas al principio que se contradicen al final y eso le da bastante inconsistencia a la historia.

Además, y por eso al principio pongo que también se podría considerar de fantasía, propone una resolución que no tiene base científica alguna y que solo tendría sentido en un tipo de novela fantástica.

También tengo la impresión de que está mal documentada tanto a todo el tema policíaco y como sobre el tema psiquiátrico, además a mí hubo una parte que me dejó un poco extrañada y es que, siendo una historia que se desarrolla en Estados Unidos, con personajes estadounidenses, me pareció extrañísimo que de repente uno de los personajes pensase en el 28 de diciembre como el día de los inocentes, ya que para ellos el día de los inocentes es el 1 de abril. No estoy diciendo que esté mal, pero a mí fue un hecho que me chocó mucho, creo que tal vez podría haber hablado del hecho histórico pero obviando la fiesta, sinceramente.

En cuanto a los personajes son planos y poco construidos, sin personalidad, no evolucionan a lo largo del relato y consecuentemente actúan de una manera aleatoria siendo simplemente un títere de los acontecimientos y del autor. Con esto quiero decir que para que un personaje esté bien construido, además de tener una personalidad e incluso en algún caso un arco de transformación, tienen que dar la impresión de que ellos toman las decisiones en función de cómo son y eso desencadena determinadas acciones. En esta novela he tenido la sensación de que el autor quería contar una cosa sin dar importancia a los personajes que están ahí sin más, sin aportar nada.

Por último el estilo, aquí el mayor problema que veo es que no entiendo cómo una editorial como Suma no ha solventado determinados problemas de sintaxis, repeticiones de palabras… Pero bueno, usa un estilo sencillo, un vocabulario sencillo y sí hay frases no muy bien construidas, repeticiones de palabras en el mismo párrafo… Creo que esta edición no está muy bien cuidada.

En definitiva, si bien es una novela que entretiene al menos hasta mitad de la misma, yo sinceramente no la recomendaría porque creo que la resolución es decepcionante, no está bien desarrollada y los personajes están pobremente construidos.

Quizás te pueda interesar