Reseña El hotel de las musas de Ann Kidd Taylor

Una maravillosa historia en la que el pasado no cerrado puede desbaratarte el presente

Ficha técnica

Tapa blanda: 368 páginas
Editor: SUMA; Edición: 001 (6 de septiembre de 2018)
Colección: FUERA DE COLECCION SUMA.
Idioma: Español
ISBN-10: 8491291792
ISBN-13: 978-8491291794

Sinopsis

Entre palmeras y puestas de sol de postal, una maravillosa y fresca novela sobre un encantador hotel, amor, pérdida y segundas oportunidades en la vida y en el mar.

Durante un día de playa en Florida en 1988 Maeve Donnelly vive dos momentos extraordinarios: primero, Daniel, el chico de sus sueños, la besa; segundo, un tiburón de puntas negras la muerde. Dieciocho años más tarde, y convertida en una reconocida bióloga marina, Maeve regresa al excéntrico hotel regentado por su abuela en la idílica isla en la que creció.

Y allí descubre algo más que los atardeceres de ensueño y las tartas de lima que tanto ha echado de menos. Un encuentro fortuito la devuelve a una inesperada encrucijada: ¿será capaz de perdonar a Daniel, el primer amor que dejó atrás, sus errores de juventud y retomar su historia? ¿O debe tomar en serio lo que comienza a sentir por Nicholas, el guapo colega que comparte su pasión por el océano?

Opinión

Me ha encantado esta novela. Después de leer tanto sobre asesinatos, misterios y demás necesitaba un libro como este. Una brisa de aire fresco de la mano de una autora que promete escribir grandes obras.

Hotel de las musas es una novela de ficción contemporánea con toques románticos y creo que esta ha sido la clave para que me gustase tanto. La novela no se centra en amoríos si no en relatar cómo pueden afectar los asuntos no cerrados, o mal cerrados, del pasado al presente poniéndolo todo patas arriba. La trama es simple, Maeve tiene que enfrentarse a un amor del pasado y cómo este puede afectar a su futuro, además todo ello aderezado con una denuncia hacia la caza furtiva de tiburones simplemente para arrancarles las aletas y devolverles a morir al mar. Con estas dos líneas argumentales Ann crea una maravillosa historia en la que los sentimientos de Maeve nos mantendrán en vilo durante toda la narración.

Me han encantado los personajes, están perfectamente construidos y evolucionan a lo largo de la novela. Me ha gustado mucho el personaje de Maeve, aunque en algunas ocasiones me han dado ganas de zarandearla para que entrase en razón. Es una mujer fuerte, aventurera, apasionada de su trabajo, sin embargo cuando Daniel está cerca es incapaz de ver la realidad, como suele decirse el amor es ciego. Este es un personaje que he odiado desde el principio, con un marcado carácter posesivo, de los que creen que el amor está por encima de absolutamente todo y en definitiva como dice uno de los personajes “Daniel es de todo o nada”. El tercero en discordia es Nicholas, un personaje que me enamoró desde el principio y que tendrá también su propia triste historia dentro de la narración.

En cuanto al estilo, Ann utiliza un estilo sencillo pero no por ello poco encantador. La autora te envuelve en el ambiente del hotel, junto al mar, la literatura que envuelve todo el lugar, el amor (y no solo el romántico), son de estas novelas que cuando empiezas a leer por alguna extraña razón no puedes parar, te atrapa irremediablemente.

En definitiva, es una novela que me ha encantado, con unos mensajes de fondo que merecen la pena ser leídos, si buscas una novela de amor sin más esta no es la tuya, pero si quieres una que te haga pensar sobre las relaciones, lo peligrosos que son lo “Y si” e idealizar las a las personas no puedes perderte El hotel de las musas.

 

Quizás te pueda interesar