Las trampas del afecto no las verás venir

Una novela llena de intriga en la que la autora juega con mente del lector

Portada de Las trampas del afecto

FICHA TÉCNICA

  • TÍTULO: Las trampas del afecto
  • AUTORA: Mari Jungstedt
  • IDIOMA ORIGINAL: Sueco
  • IDIOMA DE PUBLICACIÓN: Castellano
  • Nº DE PÁGINAS: 384
  • ISBN: 978-84-17708-46-7
  • AÑO: 2019
  • FORMATO: 15 x 23
  • ENCUADERNACIÓN: Rústica
  • PRECIO: 20,00 €
  • TRADUCCIÓN: Martínez Redondo, José Luis y Puerta Quinta, Alicia
  • COMPRAR

SINOPSIS

La venta de una propiedad de gran valor da lugar a disputas familiares y se convierte en el móvil de un asesinato.

Tras la muerte del señor Ramberg, sus hijos, Julia, Maria y Daniel heredan la propiedad de una granja construida en el siglo XVII que forma parte del patrimonio histórico de Gotland. Maria desea salir de un matrimonio infeliz con un marido alcohólico y Daniel tiene una gran deuda de juego que debe saldar cuanto antes. De modo que contratan los servicios de la agencia inmobiliaria donde trabaja Sanna Widding, cuyo cuerpo sin vida aparece al día siguiente en un pantano. El inspector de policía  Anders Knutas investiga el caso junto a su colega, Karin Jacobsson. Pronto varios intentos de asesinato ponen en peligro a otros habitantes de la isla, y todos tienen algo en común: el deseo de vender la prestigiosa granja de Gotland.

Opinión de Las trampas del afecto

Estas son de estas novelas que hacen que afloren sentimientos, por un momento estaba muy enfadada y al otro aliviada. Nada es lo que parece y lo más obvio nos cegará hasta el final para que no descubramos hasta el último momento qué está ocurriendo en realidad.

La trama

La venta de una propiedad desencadena una serie de asesinatos que tendrá en vilo al lector hasta la última página. Todo está orquestado para que desde el principio creas intuir qué está ocurriendo pero es simplemente una triquiñuela de la autora para que no te percates de lo que de verdad ocurre.

Los flashbacks que muestran cómo era la vida de los pequeños Ramberg, sobre todo de Julia y Elias y me ha parecido muy ingenioso cómo la autora ha puesto las cartas sobre la mesa desde el principio pero por supuesto añadiendo un señuelo tan jugoso, tan predecible, que consigue engañarte por completo y hacer que prestes atención a las cosas que no deberías cuando te está dando enormes pistas de lo que ocurre.

Como he dicho antes, es una novela que a mí me ha enfadado hasta que he llegado al final y todo se ha desenredado. Sinceramente, esto, el provocar mi enfado y a la vez mis ganas de seguir leyendo hacía mucho que no lo conseguía ninguna novela y me ha impactado mucho. Creo que por eso me ha gustado tanto. Como suele decirse, el mejor arte es que te provoca emociones, y de alguna forma Las trampas del afecto logra provocar al lector.

Las trampas del afecto y sus personajes

Esta novela trata con mimo a sus personajes, cierto que algunos van a morir, pero no por ello los ha creado de tal forma que podamos reflejarnos en ellos o reconocer personas de nuestro entorno. Son personajes bien creados, con sus cosas buenas y sus cosas malas, una escala de grises que hacen hasta que seas capaz de comprender hasta cierto punto incluso al asesino.

Me ha gustado mucho la relación entre Knutas y Karin, me ha parecido muy real, medida y tierna. Además, hacen un gran equipo. También me ha gustado mucho el personaje de Isak y la forma en la que la autora trata su enfermedad y cómo los personajes se relacionan con él.

Estilo y ritmo

Las trampas del afecto está escrita utilizando capítulos breves que junto con la acción que se va desarrollando poco a poco hacen que el ritmo sea trepidante hasta llegar a su punto más álgido en las últimas páginas. En este punto la trama se divide y la tensión aumenta con cada palabra.

Es una novela con un estilo sencillo y limpio que se lee muy fácilmente y con las descripciones justas para el lector sea capaz de sumergirse en los parajes de Gotland.

Una novela totalmente recomendable para todos aquellos a los que os guste la novela negra, aunque os aviso de que es una saga. También es cierto que puede leerse de forma individual como he hecho yo porque son casos individuales (aunque ya estoy echando un vistazo al resto porque los quiero todos, me ha pasado igual que cuando leí La Bruja de Camila Lackbërg…).

Si os ha gustado esta reseña y queréis leer más las tenéis todas aquí.

Seguir leyendo