Reseña del poemario «Despertar» de Guadalupe Rodríguez Sosa

SavedPicture-2014317145526.jpg“Despertar” de Guadalupe Rodríguez Sosa

Editado por Ediciones Alternativas

Mª Guadalupe Rodríguez Sosa es una escritora palmera aficionada a la literatura desde una edad muy temprana. Comenzó a escribir sus primeros poemas en 1988 y en 1999 ganó el Primer Premio en el Certamen de Poesía de las Fiestas de San Miguel de la Villa y Puerto de Tazacorte, con el poema de temática social “Súplica”. En 2004 consigue el Segundo premio en el mismo certamen con el poema “Negro Oscuro” que trata sobre violencia de género. También ha realizado colaboraciones en programas de radio y televisión, así como en festivales benéficos, desde donde dio a conocer algunos de sus poemas. En 2006 publicó su primer poemario “Despertar” del que hablaré a continuación.

Bueno no soy muy aficionada a la poesía y hacía años que no cogía en mis manos un poemario así que espero reseñarlo lo mejor posible ya que poco tiene que ver con reseñar una novela.

Lo primero que me gustaría decir sobre este poemario es que es muy fácil de leer, su simpleza lo hace muy bello, es capaz de transmitir un sinfín de sentimientos y emociones sin tener que recurrir a complicadas figuras retóricas o a vocablos de difícil comprensión.

En segundo lugar cada uno de estos poemas trata temas que están muy a la orden del día, no se limita solo a poemas de amor sino que la mayoría tiene una trascendencia social. Tal es así que nos encontramos con poemas como “Negro oscuro” que como he dicho antes trata sobre la violencia de género, “Paraíso perdido”, que trata sobre la inmigración, al igual que “Sin sentido” en el que, de una hermosa manera, expresa cómo por culpa de las guerras muchas personas son desterradas a otras tierras en las que, además, tienen que sufrir el ser despreciados.

El poemario está dividido en cuatro partes y en cada una de ellas desarrolla poemas de diferentes temáticas en la primera parte están todos los de trasfondo social. En la segunda hay tres poemas dedicados uno a su madre, otro a su hija y el último a una buena amiga. En la tercera parte están todos los poemas de amor y desamor de los que me gustaría destacar “Nada” y “Poesía eres tú” este último a mi parecer es un pequeño guiño a Gustavo Adolfo Bécquer y ambos preciosas declaraciones de amor. Por último, en la cuarta parte titulada “Para el niño/a que todos/as llevamos dentro” hay dos poemas que dejan muy buen sabor de boca para terminar llenando el corazón del lector de esperanza y alegría.

Hacía mucho que no leía un poemario y me alegro mucho de que haya sido este el primero después de tanto tiempo, pues me ha recordado aquellos tiempos en los que no hacía más que leer a Neruda, Bécquer, Lorca… y disfrutaba con sus versos. Os lo recomiendo, no os dejará indiferentes.

Seguir leyendo

Te regalo una poesía

Bueno como ya viene siendo habitual acabo de subir otra parte de la novela Querido Desconocido a la que si queréis dar una oportunidad lo único que tenéis que hacer es dar arriba donde pone exactamente eso «Querido Desconocido» al final encontraréis los enlaces que os podéis bajar para leer los capítulos tranquilamente.
Hoy me gustaría dejaros una poesía que aparece en la cuarta carta que Amelia le escribe a Gabriel. Espero que os guste:

Cada día hace más frío,
cada noche se hace más oscura,
por los días y noches que no eres mío,
por mi desgraciada y amarga desventura.

Cada día que vivo sin ti,
cada noche que duermo sin tu amor,
la soledad me invade, ruin,
llenándome de un sentimiento desolador.

No sabía que el amor doliera tanto,
no sabía que fuera tan fuerte,
y lo único que ahora hago
es dar rienda suelta a mi llanto.

¿Cómo podré, querido,
olvidarme de ti?
¿Cómo de mis recuerdos
podré borrarte al fin?

Mi vida es como la de aquel pajarillo
que un día voló libre
y ahora está preso en una jaula,
llorando sus penas a la madre Luna
cantando sus tristes melodías.

Tal vez un día ese pajarillo vuele libre,
pero el dolor será ya tan fuerte
que ya nunca podrá irse.

¡Pasad un buen fin de semana!

Seguir leyendo