Busca tus musas

Musas literarias un proyecto de cuatro maravillosas escritoras


Musas literarias nació hace muy poquitos meses, y es un proyecto que a mí me parece perfecto para aquellos que han perdido la fe, o no se fían de las editoriales tradicionales.

Si quieres saber más, no te pierdas la pequeña entrevista que les hice y en la que nos cuentan de qué va y cómo funciona Musas literarias.

    • ¿Qué es musas literarias?
      Musas Literarias es una asociación de escritoras con un sello, creado recientemente por cuatro escritoras de todo tipo de género, con el fin de restaurar la pasión por la literatura. Por ello, apoyamos no sólo nuestros propios proyectos, sino que damos la oportunidad a otros autores de darse a conocer a través de pequeñas colaboraciones en nuestra página. Además de esto, les apoyamos en la venta de sus novelas tanto en librerías como en otras plataformas digitales.

 

    • ¿De donde surgió la idea de crear Musas literarias?
      La idea de la Asociación surgió de una locura colectiva. En principio, nuestra idea era autopublicarnos, pero para ello hay muchos factores a tener en cuenta: portada, corrección, maquetación, términos legales, etc. Nos dimos cuenta que cada una teníamos una aptitud para aportar, que nos podíamos ayudar mutuamente para que, entre todas, sea más sencillo publicar y darnos a conocer.

 

    • ¿Por qué el nombre de Musas literarias?
      Las musas son una fuente de inspiración para todo tipo de arte, prosa o lírica. Sin ellas, el arte no existiría, el mundo sería monótono y no habría forma de escapar de él. Nuestro nombre es, sin duda, un homenaje a todas las musas que hacen posible nuevos mundos, mundos más divertidos, locos y fantásticos, llenos de emoción, sentimientos y aventuras.

 

    • ¿Quiénes forman Musas literarias?
      Musas Literarias lo forman Cristina Calahorro Zafra (la arquera), Vanessa González Villar (la patosa), Mireia Giménez Higón (la de las manualidades) y Ana González Serrano (la poeta).

 

    • ¿De qué forma se puede participar en Musas literarias?
      Colaboraciones literarias en nuestra página y estamos estudiando otros proyectos para poder ayudar a otros escritores para que sus manuscritos vean la luz.

Como veis es un proyecto precioso en el que yo espero que que tengan mucho éxito. Si queréis saber más sobre Musas literarias, queréis colaborar mandándoles vuestros relatos cortos o lo que sea, aquí os dejo un link que os llevará a su página de Facebook, donde podréis ver toda la información e incluso poneros en contacto directamente con ellas.

IR A MUSAS LITERARIAS

Continue Reading

Como un flan

Conociendo a Patry Jordan (Gymvirtual.com)

La entrada de hoy es un tanto especial y, lo confieso, no tiene que ver con literatura, pero no hay que olvidar que, además de cultivar la mente, hay que cultivar también el cuerpo.

Si os soy sincera, yo odiaba hacer deporte en el colegio. Todo el año sin hacer nada y de repente un día te decían que tenías que correr 3 kilómetros, o saltar vallas o vete tú a saber. Cuando empecé la universidad, después de haber perdido casi 6 kilos por estrés en segundo de bachillerato, no me encontraba muy bien. Cada dos por tres me daban bajadas de tensión, me sentía cansada, y decidí, arrastrando conmigo a mi madre, apuntarme a un gimnasio a hacer aerobic. Creo que fue la mejor idea de mi vida, desaparecieron las bajadas de tensión y me sentía mucho más activa.

Cuando me emancipé tuve la suerte de que en el piso en el que vivo con mi marido tiene un gimnasio abajo, el problema, que a mí el ponerme a correr en la cinta, o con la bici o en la elíptica no me motivaba. Estaba acostumbrada a clases dirigidas con música y sin máquinas. Además, no me sentía cómoda, así que, empecé a mirar vídeos de gimnasia por internet o a bailar zumba con la Xbox, lo cual teniendo en cuenta el tamaño de mi salón es una tortura porque no hay espacio para que la cámara te vea bien.

Un día me topé con un video de Patry Jordan. Yo ya la conocía de su canal Secretos de Chicas y me animé a ver cómo eran sus videos. Al final del primero hablaba de una página, Gymvirtual.com, en que estaban colgados todos los videos y además unos calendarios en los que se establecían las rutinas de cada día. Para mí aquello fue como ver la luz. Llevo ya casi 8 meses entrenando con ella y os puedo decir que es una maravilla y ya no es solo que me sienta más vital sino que al fortalecer la musculatura estoy corrigiendo mi postura y camino mucho más erguida.

Hoy Patry Jordan venía a un evento de L’Oreal y decidí ir a verla. Sabía que me iba a poner nerviosa, es algo que siempre me pasa no sé por qué. Ya me pasó con Dolores Redondo, a la que lo único que fui capaz de decirle fue “¿Una foto?”, y casi en un susurro y con apuros, con lo cual, hoy estaba como un flan. Os puedo decir que es un encanto, simpática, alegre… Vamos, tal y como se ve en sus videos. Eso sí yo he salido de allí temblando ja, ja, ja, soy un caso qué se le va a hacer, estaba muy nerviosa.

Yo os animo, si queréis empezar a poneros en forma, a que deis una oportunidad a Gymvirtual.com.

Mens sana in corpore sano.

¡Yo puedo con todo!

Continue Reading

Problemas editoriales

Luchando por recuperar mis derechos de autor

Hola a todos, debido a la lamentable situación en la que me encuentro con la editorial con la que tengo publicada la novela En los jardines del té, y visto que no contestan a mis mails, me he decidido a hacer esta entrada. Siempre os estoy tratando de avisar, de deciros que tengáis cuidado con las editoriales a las que les mandáis vuestras obras y con los contratos que firmáis. Bueno pues para que veáis que nadie está a salvo de caer en este tipo de editoriales, aquí estoy yo.

Cuando firmé con La fábrica de sueños estaba muy contenta, conocía a la dueña y a pesar de que sabía que la editorial era pequeña, y la distribución iba a ser también pequeña, me aseguraron que mi libro iba a poder comprarse en cualquier librería, cosa que no dudo, ahora eso sí, primero a ver si el librero tiene narices a encontrarlo teniendo el ISBN y el nombre de la obra, casi imposible y ahora os contaré por qué.

Todo empezó cuando le dije a mi tía que podía ir a su librería habitual a comprar mi libro. Cuál es mi sorpresa cuando me llama y me dice que la librera no lo encuentra y, peor aún, que el número de ISBN que le he dado es raro y que posiblemente esté mal. Mi tía y yo empezamos a mirar libros y… mi libro no tenía un ISBN al uso , como el que tiene cualquier novela impresa y publicada en España. Fijaros en la imagen siguiente.

ISBN

En ella en primer lugar está mi novela y luego otras dos compradas en librería e impresas en España. Fijaos en el ISBN ¿Veis alguna diferencia? Efectivamente, si cogéis cualquiera de los libros que tengáis en casa que hayan sido publicados e impresos en España empiezan así 978-84, sin embargo, el mío empieza por 978-15. ¿Qué significa esto? Que el ISBN no es español, de hecho, ese 1 del 15 indica que es estadounidense y ahondando un poco más, descubrí que se trata de un ISBN gratuito de CreateSpace. De hecho, cuando empecé a quejarme lo publicaron (dos meses y medio después de que lo hubieran publicado en papel) en Amazon dejándose al descubierto que efectivamente la editorial en vez de estar tramitando sus propios ISBNs estaba usando los ISBNs gratuitos de CreateSpace. Os dejo la imagen pero podéis buscarlo si queréis.

amazon

Como veis en Editor, no aparece La Fábrica de sueños sino CreateSpace. ¿Qué significa esto? Bueno pues esto perjudica gravemente la distribución del libro que si ya era pequeña llega a ser casi nula, porque si no se sabe quién es la distribuidora es prácticamente imposible para un librero encontrar la novela en sus bases de datos y, por lo tanto, pedirlo para poder venderlo. Y esto no es algo que yo me haya inventado, no solo la librera a la que fue mi tía no encontró el libro, tras saber esto me puse en contacto con otros libreros y todos me dijeron -a parte de que tratase de resolver el contrato y me buscase a gente más seria- que mi libro no se encontraba en ninguna base de datos por lo cual era prácticamente imposible localizarlo, y todo por ahorrarse el dinero de tramitar un ISBN útil y que sea suyo, no de otra empresa. Sinceramente, si llego a saber que me van a poner un ISBN gratuito no hubiera firmado con ellos, me hubiera autopublicado como llevo haciendo desde hace 9 años. Pero si creéis que esto es todo estáis muy equivocados, esto es solo la punta del iceberg.

Como podéis imaginar, después de descubrir todo esto mi cabreo estaba al nivel máximo y empecé a investigar más y me di cuenta de otra cosa, en mi libro impreso no aparecía el Depósito Legal. El depósito legal no es otra cosa que las copias que se llevan a la biblioteca que corresponda en cada Comunidad Autónoma para que no se pierda la obra y que siempre haya alguna copia y se pueda consultar. El pedirlo es gratuito y te dan el número desde el momento en el que se pide, lo único es que después hay que llevar las copias al registro del Depósito Legal, y esto debe hacerse 2 meses antes de que se imprima el libro y en todo caso antes de que se empiece a comercializar. Una vez dicho esto os enseño otra imagen.

DL

Al lado izquierdo de nuevo la página de créditos de mi libro impreso y al lado derecho una captura de la prueba que la editorial me envió para que diese el OK si me parecía bien y llevar la novela a impresión. Como veis algo pasó entre que yo di el OK a esa copia y el enviarlo a imprenta. ¿Por qué desapareció el DL? Yo tengo mis propias hipótesis, pero como son hipótesis de momento no voy a compartirlas, lo que sí que podéis ver es que la copia a la que yo di el OK y la que se imprimió no son las mismas, que fue borrado el DL después o tenían ya otro archivo sin él. Yo con esto lo que realmente me pregunto es: ¿Se han mandado mis libros al DL? Y si se ha hecho ¿ha sido antes o después de que este fuera impreso? Mi sensación es que si se ha hecho ha sido después, pero no lo sé ni tengo pruebas de ello por lo tanto como he dicho es solo la impresión que tengo.

Pero hay más, más clausulas que la verdad no sé para qué han puesto en el contrato si no tenían pensado cumplirlas. En primer lugar, una de las cláusulas dice que antes de la distribución de la obra se entregará una certificación comprensiva del número de ejemplares de que consta la impresión o reimpresión. Certificación que a mí no se me ha mandado y supongo que la tirada habrá sido de 100 ejemplares porque era lo que ponía en el contrato y bueno por algo que voy a contar a continuación, pero ni un albarán ni nada que me asegure que solo se imprimieron 100 ejemplares.

En segundo lugar, y esto es algo en que, además, metieron por medio a una bloguera y sé que hubo lío, otra cláusula dice que todo libro que la editorial destine para promoción, en plan para sortearlo, dárselo a un bloguero, booktuber… para que lo reseñe deben ser notificados a los autores. Bien, pues se ofreció uno de mis libros en papel a un sorteo y me enteré por casualidad, a mí no se me notificó nada y no fui la única a la que esto le cogió por sorpresa, ya que fueron varias las obras de la editorial que se ofrecieron y de las que no se dijo nada a los autores.

Pero lo mejor viene a la hora de cobrar -como siempre, ¿no?-. En julio, en concreto el día 15, el editor me manda un mail para pagarme los libros y aquí me entero de otras dos cosas. Una, que mis royalties (el % que se me paga por venta de libros) al parecer son diferentes a las de otros autores -a la baja claro-, pero lo explico tal como pasó para que lo entendáis bien. El editor me manda un mensaje en el que solo tenía pensado pagarme los libros que yo había vendido por mi cuenta, sin tener en cuenta los que se vendieron en un evento y los que vendí en la presentación del libro, pero lo que más me llamó la atención era el % que me quería dar. Miré mi contrato y ese % no aparecía por ningún lado de lo cual entiendo que debe ser que a los contratos más antiguos el % era mayor, o bien que es un % que han preferido no incluir en el contrato al ser solo para libros vendidos directamente por el autor, la verdad es que no lo sé pero me llamó la atención y también que solo fuera a pagarme los libros que yo había vendido por mi cuenta por lo que… Creo que la cláusula que dice que trimestralmente se entregará al autor un informe de ventas, pues va a ser que no porque creo que ni siquiera llevan un control de las ventas y no lo digo por decir. El pasado día 8 de agosto, y tras haberle enviado un burofax el 14 de julio pidiendo la resolución de contrato debido a los incumplimientos de cláusulas, el editor me envía un mensaje haciendo la cuenta de la vieja para ver cuántos libros me tiene que pagar para liquidar mi cuenta. Lo explico, lo que hizo fue teniendo en cuenta los libros que se habían impreso, le restó los que quedaban ahora y ahí está, el número de libros vendidos. ¡Ah!, pero eso sí, sin tener en cuenta los libros que se vendieron en la presentación en librería, porque desde el día 14 de junio que fue la presentación, aún no ha hablado con ellos y eso que se lo he recordado en varias ocasiones, de hecho el tema presentación me daría para otra entrada, porque vaya tela…

Y ahora os preguntaréis a qué viene esta entrada si parecía que el 8 de agosto todo iba a solucionarse. Bueno, pues porque tras ese mensaje en el que me decía que me iba a hacer la liquidación sobre X libros, pero que tenía que hablar con la librería a ver cuántos libros tenían ellos (sí los libros que se vendieron en la librería no tiene pensado pagármelos por lo que parece, pero vamos a mí con que me mande ya de una vez el documento de rescisión de contrato, me doy con un canto en los dientes) y que lo haría al día siguiente, pues desde entonces no he tenido noticias de él. Le he mandado 3 mensajes, uno por semana, para saber si había hablado con la librería -que está abierta, no penséis que es que a lo mejor los de la librería están de vacaciones- el último pidiéndole, por favor, que lo solucionase todo ya en la semana pasada, bueno pues nada, no he recibido ninguna respuesta, ni un “Sí he hablado con la librería” o “No aún no” o simplemente un “Lo siento, es que estoy de vacaciones y hasta el día X no podré hacerlo”, no sé algo, pues no he recibido contestación y cansada de esta situación me he animado a contarlo todo (o casi todo).

No soy la única que está en esta situación, hay otra autora que está en la misma situación que yo y también sé que hay otros que por unos y otros motivos no están a gusto, pero que por su situación deberán esperar a que su contrato acabe, por ellos y por mí  espero que todo esto se arregle, que dejen libre a mi compañera y a mí, y que empiecen a hacer las cosas bien para los que se quedan.

Continue Reading

Concurso Indi Amazon

Mi experiencia II

Bueno, pues ahora que estamos a unos 10 días del final del concurso, de su primera parte, voy a contaros algo más sobre mi experiencia participando en él. Sinceramente, creo que no volveré a presentarme por varios motivos:

1- Marketing: Si quieres estar en los primeros puestos, hay que gastar tiempo y dinero en este aspectos, y lo cierto es que no me sobran ninguno de los dos. Hay personas que se dedican todos y cada uno de los días de la semana a poner anuncios de su novela en grupos de Facebook durante casi 24 horas. Si os digo la verdad, yo ni tengo tiempo para hacer eso ni tampoco me gusta agobiar a los lectores. Claro que el marketing es importante, pero creo que la saturación no es buena para nadie, ni para los lectores ni para los escritores.

2- ¿De verdad te das más a conocer apuntándote al concurso? En nuestro caso lo cierto es que no. Nos han comprado el libro las mismas personas que nos lo hubieran comprado si no lo hubiéramos presentado en el concurso, por lo que en ese aspecto creo que no funciona. No sé si Amazon hace algún tipo de publicidad a los libros que se presentan al concurso, y en todo caso supongo que, si lo hace, será beneficiando a aquellos que venden más y que serán los que pasen a la segunda ronda.

3- ¿Se tiene en cuenta la calidad de las obras? Pues en teoría sí, pero no en esta primera ronda en la que lo que prima son las ventas, por lo tanto lo importante es llegar a cuanta más gente se pueda por el modo que sea. Creo que esto no es bueno por varias razones, una es que lógicamente aquellos que tengan más amigos, seguidores… serán los que más vendan sin importar si la novela es buena o no, y en segundo lugar favorece algo terrible como las luchas encarnizadas que están habiendo de autores desprestigiando a otros autores. ¿De verdad te merece la pena desprestigiar a tu compañero por un concurso? Yo diría que no y más cuando la primera criba es como es. Además, soy de las que pienso que los autores en vez de darnos de palos deberíamos juntarnos para crear sinergias. Lo que nosotros vendemos no es como el que vende coca-cola o pepsi, ya que obviamente si un consumidor compra pepsi no comprará coca-cola. Sin embargo, si un lector lee un libro de novela negra y le gusta, claro que leerá más libros de ese autor, pero no le importará leer libros de otros autores del mismo género.

4- ¿Es bueno para la cordura de los escritores? Yo diría que no ja, ja, ja, ja. Y es por algo muy simple el vender o no vender, que ya es duro de por sí sin estar en un concurso, se convierte en algo vital cuando estás en él. Por mi parte la verdad es que me daba un poco igual, me presenté un poco por probar cómo era esto, pero conozco a personas a las que les ha costado darse cuenta de que no es oro todo lo que reluce y que las cosas hay que tomárselas de otra forma.

Después de todo esto os preguntaréis si merece la pena apuntarse a este tipo de concursos. Yo por mi parte os diría que no, pero porque no estoy dispuesta a estar todos los días llenando mis redes de publicidad, no me parece bien ni justo para las personas que de verdad me leen, además como ya he dicho no tengo ni tanto tiempo ni la capacidad monetaria, y con esto no me refiero a hacer campañas de marketing sino otro tipo de cosas como concursos de libro físico y con cositas de merchandising, regalar libros… Si estás dispuesto a pasar dos meses delante del ordenador tratando de encontrar lectores, adelante, perfecto, si no, no te molestes, publica como lo has hecho siempre y sigue adelante -a no ser que tengas muchos seguidores en tal caso a lo mejor consigues estar en lo más alto sin tener que perder tu vida durante dos meses-.

En resumen, no está mal, pero si queréis llegar a algún lado yo os aconsejo que os mentalicéis y que comencéis a maquinar estrategias de venta desde ya.

Continue Reading

Primera lectura de Abril

¿Qué estoy a punto de empezar a leer?

Pues con una novela que estaba deseando tener en mis manos. Sentenciado: Metamorfosis (Parte 1) de J. Gragera. Es la segunda novela de la saga Sentenciado que recomiendo a todos aquellos a los que les gusten las historias de zombies. A mí la primera parte me encantó y estoy segura de que Metamorfosis no va a decepcionarme. Aquí os dejo la sinopsis a ver si os pica el gusanillo de saber un poco más de esta saga 😉

Sinopsis

Después de que los muertos arrasasen el planeta, las expectativas para los vivos no mejoran. Además de cargar con sus demonios, enfrentarse a sus decisiones pasadas y lidiar con sus enemigos, los supervivientes deben hacer frente a una nueva amenaza: el virus está mutando, haciéndose más peligroso. Pero no será lo único que se transforme. El invierno se acerca, los víveres se acaban y cuando el umbral del sufrimiento se desborda, las personas se ven obligadas a cambiar. En un mundo terrible, en el que prima la supervivencia, es necesario sacrificar una parte de nosotros mismos para seguir adelante. ¿Puedes soportar la metamorfosis?

¿A qué pinta muy bien?

Comprar

Continue Reading

¿Existen las musas?

¿Inspiración o trabajo duro?

Para mí existe el trabajo duro, no la inspiración. Aunque por supuesto hay muchas cosas que me inspiran no espero momentos de inspiración para escribir. Cuando empecé era porque no podía darme ese capricho. Si encontraba una horilla para escribir tenía que aprovecharla fuera como fuese y cuando fuese. Ahora porque mi día a día está totalmente planificado y tengo unas horas por la mañana y algunas de la tarde reservadas para escribir.

Seguramente haya alguno escritores que estén leyendo esto y se estén llevando las manos a la cabeza porque ellos trabajan por “inspiración”. Yo os aseguro que seríais mucho más productivos si os organizaseis el día y reserváis un equis tiempo cada día para escribir. Al principio cuesta, sí, y a lo mejor os tiráis toda una hora tirándoos de los pelos pero poco a poco os iréis acostumbrando y os resultará más fácil. Además, no debéis olvidar que lo primero que se hace de una novela es un boceto que al terminarlo se debe pulir hasta dejarlo perfecto. No tratéis de buscar la perfección en una primera escritura, es mejor que escribáis todo lo que se os pasa por la cabeza y ya cuando lo releáis lo iréis cambiando y mejorando.

Me gustaría aclarar que sí, efectivamente, hay ocasiones en las que nos es más complicado escribir, pero os aseguro que no tiene nada que ver con la “inspiración”. El estado físico y psicológico de cada uno de nosotros influye mucho pero insisto, no tiene que ver con la inspiración. Lógicamente si no estamos bien de salud suele ser más complicado el estar concentrado en cualquier actividad e igualmente si emocionalmente no estamos bien es posible que lo que menos nos apetezca es ponernos a escribir o hacer cualquier otra cosa.

Estoy segura de que habrá muchos autores que no estarán de acuerdo conmigo, pero de verdad os animo a hacer la prueba. Ya veréis como en unos días no os cuesta tanto el sentaros y poneros a escribir casi instantánteamente.

¿Vosotros de qué sois de inspiración o constancia y planificación?

Continue Reading

El amor

 ¿Creéis en el amor para toda la vida?


Si me hubierais preguntado hace unos diez años, os habría dicho que no. A pesar de los años que llevan mis padres juntos, de que siempre todo apuntaba a que podía existir esa media naranja, yo siempre lo había dudado.  Para mí era algo finito o algo que iba mudado su forma a lo largo del tiempo.

No fue hasta hace unos años que me di cuenta de que para algunas personas sí existe el amor para toda la vida. Cada persona ama de una forma y de forma diferente a cada persona y yo fui testigo de un amor verdadero, de esos que duran toda la vida y que incluso perduran más allá de la muerte.

No sé cómo se conocieron mis abuelos, cómo fue su historia de amor en los primeros años, ni sus altibajos, pero sí sé que el amor de mi abuela era de los que duraba toda la vida. Por desgracia mi abuelo falleció a los cincuenta y pocos debido a un ataque al corazón. No era el primero que sufría pero sí fue el último. Aquel día lo recuerdo y lo recordaré como uno de los más tristes de mi vida. Para mí mi abuelo había sido todo en los pocos años que formó parte de mi vida. Fue mi amigo, mi compañero de juegos, mi protector, mi todo. Creo que no he sentido un dolor tan profundo jamás en mi vida, para mí fue como si me quitasen un trozo del corazón, apenas podía respirar. Lloré, lloré muchísimo y es curioso pero aún hoy cuando pienso en él una lágrima se escapa de mis ojos. Mi abuela estaba serena, tal vez demasiado y es que nunca fue de mostrar ciertos sentimientos pero ahora estoy segura de que ella lloró más que yo.

Pasaron los años y con la edad mi abuela comenzó a padecer principios de demencia degenerativa. Tuvimos que ingresarla en una pequeña residencia muy cerca de donde vivíamos e íbamos todos los días a verla. Allí mi madre y yo hicimos muchas amigas, aunque algunas no nos reconocían de un día para otro y otras nos confundían con otras personas, pero ellas eran nuestras abuelitas y actuaban como tal. Recuerdo un día que fui sola y en cuanto empezó a anochecer no hacían más que decirme que me fuera antes de que oscureciera para que no me pasara nada por ahí fuera de noche. El caso es que mi abuela sufría alucinaciones, por fortuna siempre eran agradables tipo que había estado en la televisión bailando (porque a mi abuela le encantaba bailar y reír), o de paseo con sus compañeras por Madrid, o incluso viajando en el metro…

Cuando estábamos con ella solía estar siempre lúcida pero en invierno se resfrió y tuvieron que recetarle antibiótico. El día que tuve esta revelación sobre el amor mi abuela estaba como ida. Según nos dijeron las enfermeras el antibiótico tenía ese efecto sobre las personas con la enfermedad de mi abuela. La cuestión es que estando allí, charlando con sus compañeras de repente mi abuela empezó a hablar mientras mantenía la vista fija en el vacío. Nos decía que veía un río y que en el río había un hombre muy guapo, muy guapo y que todo aquello era muy bonito. Entonces empezó a ponerse muy nerviosa y comenzó a decir llorando “¡Ay, es mi maridito, es mi maridito y se está hundiendo!” Después se calmó, dejó de hablar y siguió mirando al vacío. Mi madre y yo nos echamos a llorar. A mi abuelo lo habíamos incinerado, y tal y como era su voluntad habíamos tirado sus cenizas en su río favorito…

Mi abuela nunca nos dijo lo que sufría, nunca lloró delante de nosotras, pero después de aquel episodio yo estuve segura de una cosa y era de que mi abuela amó a mi abuelo hasta el día en que esta exhaló su último aliento.

¿Y vosotros? ¿Qué pensáis del amor?

Continue Reading