Entrevista a Gabriel García Mingorance

GabrielHace unos días subí una reseña de “Galernas” una novela de Gabriel García Mingorance, hoy os traigo una interesantísima entrevista a propósito de su obra. Antes de nada me gustaría agradecerle su amabilidad al contestar a todas mis preguntas y en definitiva a dejarnos a todos adentrarnos un poco más en la tenebrosidad de las galernas.

1- La primera pregunta es obligada ¿Desde cuándo te interesaste por la escritura? ¿Ha sido un hobbie de toda la vida que al final se materializó en este primer y esperemos que no último libro? ¿O fue de otra manera?

La escritura siempre fue una manera de materializar las ideas que venían surgiéndome desde la infancia. Sin embargo, nunca me interesé por ser escritor. De hecho las primeras cosas que terminaba casi siempre estaban relacionadas con el cine o con cualquier otro medio alejado de las novelas o cualquier elemento para el público. Puede decirse que lo que plasmaba en el papel era la base para lo que estoy ahora escribiendo. La base y el recipiente donde expresar todo aquello que se me pasaba por la cabeza o que me perturbaba. La escritura nunca fue un hobbie para mí, lo veo más como algo necesario en mi vida, como un elemento catártico. Siempre que me preguntan sobre esto digo que escribir es como una necesidad natural. Algunas personas se van a correr durante horas, hacen senderismo, vacían la nevera o se dedican a comprar ropa compulsivamente. Para mí escribir tiene algo de eso, es como ir al servicio después de haberte hinchado a comer chile con carne o haber bebido cerveza durante horas. Tienes que hacerlo, ir al servicio, porque, si no, termina reventándote algo de tu cuerpo.

2- Tu novela es un relato de ficción y terror cuyo final es tan potente como ese remolino llamado Maelstrom que tanta importancia tiene en él ¿De dónde surgió la idea? ¿Tuviste alguna fuente de inspiración?

Cuando comencé a escribir Galernas todo llegó de golpe. Muchos escritores hablan de métodos de trabajo, de investigar o irse a lugares apartados o escenarios donde captar la esencia para plasmar sus historias. Galernas siempre ha estado ahí, en algún lugar, esperando salir. Y, creo que esto lo llaman inspiración, de repente, un día, apareció cuando vi una ilustración que acompañaba un relato del gran maestro Edgar Allan Poe, “Into the Maelstrom”. En ese dibujo vi algo, el principio y el final de la historia de Galernas, que arrancaba en Madrid y terminaba, si puede decirse eso, en Galicia. Ese fue el detonante, que no el germen, porque la idea estaba desde hace tiempo en mi cabeza.

No me gusta encasillar historias en géneros porque creo que a veces puede el lector o el público sentirse engañado. El terror, tal y como lo entendemos, debe generar ese miedo, ese sentimiento que Lovecraft definía así: “ha de estar presente cierta atmósfera e inquietud e inexplicable miedo a fuerzas desconocidas y ajenas, y ha de hacer un atisbo, expresado con la apropiada seriedad y sentido de portento, de esa concepción, supremamente terrible, del cerebro humano, que es la de la maligna y especifica suspension o abolicion de esas leyes inmutables de la naturaleza que constituyen nuestra única salvaguarda contra el ataque del caos y los demonios del espacio insondado.” Si me preguntas en mi caso, me resulta complicado que a alguien le cause terror Galernas. Es una sensación y como tal muy subjetiva, incluso en otras obras, películas como El Resplandor, clásico del terror, tengo amigos que se ríen a carcajadas viéndolas. La clave está en lo siguiente: ¿es Galernas una historia de ensueño o una pesadilla? En ese caso diría que es como una pesadilla, a veces dan miedo, otras, no.

3- En tu novela se hacen repetidas alusiones a un fantástico libro de Joseph Conrad, “El corazón de las tinieblas” ¿Fue el protagonista de esta novela la inspiración para crear al periodista Martín Lera?

Por aquel entonces, cuando escribía Galernas, estaba leyendo El Corazón de las Tinieblas de manera casi compulsiva. El viaje que hacía Marlow hasta el interior de la jungla, donde se encontraba con aquel perturbado, era algo muy llamativo para mí. No solo porque ha servido de inspiración a otros autores, sino por el significado de ese viaje. Siempre he pensado que la manera en que Conrad representó esa terrible aventura ha estado cargada de demasiados tópicos y que cuando Coppola la revisitó en su fantástica película había algo que quedó larvado en el imaginario. Para mí los libros, ciertas historias, tienen algo intemporal, algo que hace que regresemos a ellas por muy antiguas que sean y creo que El Corazón de las Tinieblas tiene algo de eso. Hay un libro muy interesante al respecto de Jordi Balló y Xavier Pérez, La Semilla Inmortal, en el que se explora parte de este razonamiento. Creo que para escribir Galernas tuve que sumergirme en un viaje similar para entender hasta dónde podía llegar el ser humano, hasta dónde podían estar sus límites que lo mantenían en la cordura, antes de caer en el abismo. Martín Lera tiene mucho de Marlow, pero su viaje es más profundo porque no sólo es un viaje físico, con una meta clara, hay algo más esperándole en Galicia.

4- Como se ha dicho antes la obra se desarrolla en Galicia, en la Costa de la muerte, ¿por qué precisamente elegiste esta localización para contar tu historia?

Creo que uno de los lugares más misteriosos de España es sin duda Galicia. No sólo por el clima, la localización y cómo es la vida que he podido percibir, sino por el sabor de lo antiguo. Muchas civilizaciones han vivido en nuestro país y han dejado su impronta, hay algo de todo eso bajo nuestros pies. En Galicia, eso se conserva mejor. Sucede como en Nueva Inglaterra, en Estados Unidos, o ciertas partes de Francia, o Inglaterra. Son lugares casi mágicos donde la frontera entre la realidad y lo otro, es más fina. En realidad podría haber elegido cualquier parte, pero algo me decía que debía ser allí. Recuerdos. Tal vez.

5- Ahora voy a hacerte una pregunta que no sé si me podrás contestar. Al principio de los capítulos hay trocitos que no tienen que ver con la trama principal ni entre ellos y que, la verdad, a mí me tuvieron en vilo durante toda la novela pensando que significado tenían en el contexto de la obra ¿Cuál fue tu propósito con ellos?

Siempre es bueno intentar averiguar cómo se hizo el truco de magia. En este caso, salvando las distancias, no puedo decirlo. Sin embargo, no estoy de acuerdo en que no tengan nada que ver con la trama principal. Como he dicho, en Galicia ocurrieron muchas cosas a lo largo de los siglos, hace muchos años. Todo está conectado. La impresión, la huella, queda marcada sobre el suelo, sobre las paredes, sobre una roca que lleva existiendo allí, mucho antes de que llegáramos. El tiempo es relativo y lo que a lo mejor puede parecernos una eternidad, desde otro punto de vista, puede parecer un instante.

6- Al terminar de leer tu libro para mí hubo algo que quedó sin resolver y que pensaba se resolvería en ese final lleno de acción que escribiste y en el que se cierran la mayor parte de la incógnitas. Iniciamos el relato con un personaje que de repente ha perdido la memoria y no recuerda cómo ha llegado a Onreva ni lo que ha hecho en esos días previos hasta que. por decirlo así, recupera su consciencia ¿Es parte de la creación del misterio o hay algo más allá?

Ciertamente hay algo. Pero necesitarás un espejo como Alicia para saberlo.

7- Me gustaría también preguntarte si tienes futuros proyectos en mente o si incluso ya has acabado alguno y está pendiente de publicación.

Proyectos tengo muchos pero conseguir hacerlos realidad es algo más complicado. El que he conseguido terminar que me ha mantenido apartado de escribir “ficción”, es la tesis doctoral que, cruzando los dedos, espero presentar a mediados de año. Al ser también guionista tengo dos cortometrajes terminados de escribir en el horizonte. Uno que está en posproducción llamado Revenant, dirigido por Juanma Juárez y otro que se encuentra en preproducción en Los Ángeles, que va a dirigir Rubén Navarro. En cuanto al papel escrito, tengo muchos relatos cortos esperando salir algún día en una recopilación porque empiezan a atormentarme verlos sin que nadie pueda leerlos. Y lo cierto es que tendría para terminar tantas novelas que saturaría el panorama editorial. ¿Por qué no las termino? Quizás porque no he encontrado aún quién apueste por ellas, o porque no he tenido tiempo, o porque, simplemente, aún no he ido lo suficiente al servicio.

Aquí termina mi entrevista a Gabriel García Mingorance. Muchas gracias de nuevo por dejarme destripar un poco tu obra, seguro que a mucha gente le ha parecido tan o más interesante de lo que me ha resultado a mí que he de decir que me ha encantado y, por supuesto, espero que no sea la última.

Raquel Montiel

Quizás te pueda interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *